3,253,50 IVA incluido
-19%
20,95 16,95 IVA incluido
-14%
28,95 24,95 IVA incluido
24,95 IVA incluido
-13%
3,95 3,45 IVA incluido

¿Qué es un POD para vapeo?

Llamamos PODs a aquellos vapeadores o cigarrillos electrónicos que tienen un cabezal desechable. Este tipo de dispositivos se caracterizan por su pequeño tamaño y su facilidad de uso. 

Los POD suelen contar con menos potencia que los vapeadores más grandes, por lo que son más discretos  y son idóneos para caladas de tipo “Boca-Pulmón”. Estas caladas se asemejan a la del cigarrillo convencional, se lleva el vapor a la boca y a continuación se inhala. 

Para saber que es un POD, debemos saber que tiene dos partes claras:

  • El cabezal: es la parte que contiene el depósito y la boquilla. Además en su interior tiene una resistencia y un algodón. Es al calentar la resistencia que se evapora el líquido que ha absorbido el algodón, generando el vapor. 
  • El cuerpo: esta parte contiene la batería y la electrónica, a menudo tiene un chip que gestiona la batería y el calentamiento de la resistencia. Por aquí encontraremos la ranura de carga, el pulsador de calada y alguna luz indicadora

Tipos de PODs de vapeo

Hay diferentes tipos de PODs y los vamos a categorizar de dos maneras diferentes.

Cartuchos abiertos vs Cartuchos cerrados

Un cartucho cerrado es aquel que viene con el líquido dentro del depósito y no se puede rellenar, una vez vacío se desecha.

Los cartuchos abiertos, en cambio, pueden ser rellenados y vueltos a utilizar durante 1 a 3 semanas, según el uso que le demos. 

En Yvapeo no trabajamos con dispositivos de cartucho cerrado, ya que son más caros para el usuario y son ecológicamente menos sostenibles. Todos los PODs que encontrarás en nuestra tienda de vapeo tienen cartuchos reutilizables. 

PODs por su forma

Ahora que sabemos que aquí solo encontrarás cartuchos abiertos, vamos a categorizarlos por su forma y tamaño.

  • PODs tipo USB: este tipo de PODs son los más pequeños y discretos, se pueden llevar en cualquier bolsillo de forma cómoda. A pesar de su tamaño pueden contar con potencias y autonomías muy aceptables. 
  • PODs tipo “tarjeta”: estos PODs tienen la forma de una tarjeta (aunque con la boquilla sobresaliendo) pero más gruesos, ya que tienen una batería y electrónica en su interior. Son perfectos para los bolsillos de los pantalones y algunos incluso vienen con cadena para colgarlos del cuello. 
  • PODs tipo lápiz: son alargados y finos, generalmente planos. Son los más conocidos y sus prestaciones pueden variar segùn la marca y modelo. 

No importa el tipo de POD que elijas, lo importante es que te sientas cómodo con él y que te sirva para dejar de fumar. 

PODs para dejar de fumar

Los PODs están en alza ya que son una excelente herramienta para abandonar el tabaco. A pesar de su pequeño tamaño cuentan con grandes prestaciones y autonomía suficiente para la potencia que suministran. 

Líquidos para POD: sales de nicotina

Los POD se utilizan a menudo con sales de nicotina para una experiencia más parecida al cigarro convencional, lo que anima a muchos a dar el paso. 

Los líquidos con sales de nicotina suelen tener mayores concentraciones de nicotina, pero entra más suave que la nicotina en base libre. Aun con esto, dada su alta graduación producen un golpe de garganta intenso, el cual satisface a la mayoría de fumadores.  

Este tipo de nicotina es absorbida por el cuerpo más rápidamente, calmando la ansiedad casi de forma inmediata cuando se vapean. 

¿Cómo se usa un POD?

Utilizar un POD es muy sencillo y cualquiera puede utilizarlo. Casi todos los modelos cuentan con un botón de calada (algunos tienen autocalada), que también es un botón de encendido y apagado. 

La mayoría se encienden haciendo 5 pulsaciones rápidas sobre el botón de calada y se apagan de la misma forma. Basta con una pulsación leve para que una luz led nos indique si está encendido. Es importante llevarlos apagados en bolsos y bolsillos para evitar pulsaciones accidentales que puedan estropear la resistencia. 

La resistencia, pod o recambio es fácil de cambiar y rellenar, aunque cada modelo tiene su forma de extraer el cabezal y de rellenar, no tardaremos en hacernos con el nuestro. 

Una vez la resistencia llega a su final simplemente la cambiaremos por una nueva. Siempre que pongamos una resistencia nueva hay que darle unos minutos antes de usarla después de llenar el depósito. De esta forma evitaremos que se queme el algodón antes de que tenga tiempo de drenar el líquido y nos durará más tiempo.

PODs vs kits de inicio

En los POD hemos dicho que el cabezal contiene la boquilla, el depósito y la resistencia con el algodón. En los kits de inicio no desechamos el depósito ni la boquilla, únicamente la resistencia con el algodón, que se venden como recambio. 

Los kits de inicio suelen tener más potencia y por lo tanto producir más vapor, siendo poco adecuados para usar sales de nicotina. Esto se debe a que la proporción de nicotina es de miligramos por mililitro, y a mayor potencia más líquido consumido. Vapear demasiada nicotina en poco tiempo nos puede producir mareos y dolor de cabeza. 

Además de la potencia que suministra el dispositivo, el valor de la resistencia también es importante para vapear sales de nicotina. Las resistencias deben ser superiores a 1 ohmio y las potencias menores a 20W. 

En Yvapeo consideramos los POD como kit de inicio, ya que son ideales para un iniciado al vapeo.

Pros y contras de los PODs

Ventajas:

  • Muy fáciles de usar y mantener.
  • Pequeño tamaño. 
  • Poco consumo de líquido. 
  • Diseñados específicamente para dejar de fumar. 
  • Fácil de cambiar de sabor, simplemente reemplazando el cabezal por otro con diferente líquido contenido. 
  • Muy discreto.
  • Vapeo de sales de nicotina.

Desventajas:

  • Baterías pequeñas, la autonomía depende de la gestión de la batería y de los valores de potencia y ohmiaje.
  • Baja producción de vapor y sabor más tenue. 
  • Salen más caros a largo plazo. 

Mejores PODS

Para definir un POD como mejor o peor depende de lo que andemos buscando, vamos a definir algunos modelos con sus puntos fuertes

El más barato: minifit pod

El minifit pod de justfog es un vapeador muy económico y de pequeño tamaño. Es pequeñito pero matón, cuenta con 15W y puede ser tu mejor aliado contra el tabaco. 

El más bonito: drag nano pod kit

Drag Nano tiene un diseño elegante, el chip gene de voopoo y dos tipos de resistencias diferentes para personalizar la calada. Cuenta con calada automática y no tiene ningún botón.

El  mejor POD para Yvapeo: pod caliburn

Caliburn en ahora la estrella de la corona, es uno de los mejores POD que se han fabricado, con un diseño de lapicero, un depósito de 2mL y un rendimiento excepcional. 

Preguntas frecuentes sobre PODS

¿Cuanto dura la resistencia de un POD?

Una resistencia con un uso óptimo puede durar hasta tres semanas. Para garantizar la máxima durabilidad siempre dejar empapar el algodón tras el primer uso del recambio. 

El algunos dispositivos si le damos caladas muy largas y seguidas, podemos superar la capacidad de drenaje del algodón y quemarlo antes de tiempo. 

¿Cómo se sabe cuando hay que cambiar el cabezal?

Si el sabor comienza a ser amargo o malo es que está quemada y hay que reemplazarla. Si pasadas 3 semanas no notamos cambio alguno, deberíamos cambiarla igualmente. Podríamos habernos acostumbrado al sabor amargo progresivamente y estaríamos vapeando la suciedad que se acumula en la resistencia. 

¿Cuánto dura la batería de un POD?

Para un uso medio nos durará todo el día, durante un uso intensivo tendremos que hacer una carga a mitad del día. 

¿Puedo vapear líquidos normales en mi POD?

Entendiendo como líquidos normales, aquellos que no son sales. Lo único que tendremos que considerar es la proporción de Glicerina y Propilenglicol. A mayor Glicerina, más denso y peor para pod. Lo ideal es un 50VG -50PG, o 60VG-40PG. Si utilizamos líquidos más densos, bastará con no dar caladas muy largas y seguidas. 

La luz led de mi pod parpadea ¿Qué puedo hacer?

Si esto sucede es porque hay un problema en la conexión con el cabezal. Primero intenta secar la zona de la conexión (si estuviera húmeda) con un papel, con cuidado de no dañar las conexiones. Si no se soluciona, probar con otro cabezal. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat